Archivo de categoría Recursos y protección

PorSamuel

Protección de desastres en montañas

Las montañas son lugares hermosos, pero aislados y poco visitados. La protección de desastres no es paranoia, sino que se trata de uno de los ejes más importantes a conocer cuando se trabaja en el entorno de las montañas. Existen diferentes tipos de posibles desastres que hay que conocer y saber cómo evitarlos.

Emergencias de excursionistas

En general, los desastres más comunes son aquellos en los que los excursionistas son heridos o también resultan picados por algún animal. En ese caso, ellos deben conocer las medidas de primeros auxilios y actuar en consecuencia, además de contactar a las autoridades forestales cuanto antes, con teléfonos, o ubicándolos a través de un mapa.

Fuego, alud, sismo y lluvia

Sin embargo, en las montañas, el fuego es una de los principales riesgos. Por eso, al ver un conato de incendio, hay que alejarse rápidamente de la zona donde se dirige el viento y contactar a las autoridades. Si hay mucha lluvia, puede haber derrumbe, por lo que es una situación similar en la que no se debe perdurar mucho su presencia. Por su parte, en caso de sismo, hay que evaluar los daños y desalojar preventivamente.

PorSamuel

Recursos naturales de las montañas

Las montañas generalmente son representadas como el objeto principal de los paisajes naturales. Su inmensidad y belleza no solo son agradables a la vista, sino que proveen una serie de beneficios no solo a los humanos, sino a muchos animales y al planeta Tierra.

¿Qué recursos naturales se encuentran en las montañas?

Las montañas ayudan a mantener el control de la erosión, mejoran el agua y la fijación del carbono. Esto se debe a que alrededor del 23 % de los bosques se encuentran en las regiones montañosas. Debido a esta razón, también son una gran fuente de productos forestales como la leña y la madera.

Por otro lado, las montañas son una gran fuente de agua, sobre todo para aquellas comunidades y pueblos que viven en sus laderas. Incluso, las zonas urbanas se benefician de esto, pues las montañas toman el agua de lluvia y la filtran a través de sus suelos.

En Latinoamérica, el 85 % de la energía hidroeléctrica es producida en los Andes, la zona montañosa del continente. Esta fuente de energía sostenible es una de las principales en toda la región. Además, representa una quinta parte de la fuente de electricidad en todo el mundo. Incluso, algunos países dependen de ella. Por su parte, la energía solar y la eólica también se pueden producir en las montañas.

Es importante destacar que las montañas son una gran fuente de alimentos, ya que seis de las 20 especies de plantas de consumo humano en todo el mundo provienen de las montañas. Entre ellas están el maíz, las papas, el sorgo y las manzanas.